lunes, 29 de julio de 2019

EL MAR, NUESTRO MAR… CONTAMINACIÓN.



EL MAR, NUESTRO MAR… CONTAMINACIÓN.

“En el mar la vida es diferente. No está hecha de horas, sino de momentos.  Se vive según las corrientes, las mareas, siguiendo el sol”
(Sandy Gingras)






REFLEXIÓN...


Estamos rodeados de mar por todas partes, aunque no lo creamos, hay más agua que tierras emergidas en nuestro planeta.

Esto supone que, el gran modulador climático de la Tierra, no es otro que el mismo mar. Alberga misteriosos lugares, animales, fosas marinas de vértigo, especies sin descubrir y tantos y tantos otros secretos, que de momento, no han podido ser descubiertos.

El mar, es una parte más del ser vivo que constituye el planeta entero. Un conjunto único y maravilloso que da y deja brotar la vida.

¿Estamos aún a tiempo de intentar revertir una situación caótica  que atenta gravemente, con modificar y destruir el mundo tal cual lo conocemos? ... Desde diferentes voces entendidas en la situación actual, se da un ultimátum para todo el planeta, cuya única dirección es la finalización de dejar en el ambiente, los diferentes gases que afectan al clima de La Tierra.


“Para mí el mar es un milagro continuo, los peces que nadan,
las rocas, el movimiento de las olas, los barcos y sus navegantes.
¿Es que existen milagros más extraños? “
(Walt Whitman)




POESÍA (EL MAR)

Se disuelven las manos del mar.

Las olas que bailaban flamenco, ahora llegan cansadas a la orilla.

Las olas que viajaron de costa a costa ahora se queman
rodeadas de lenguas de plástico vomitado desde nuestras entrañas,
el mar se desvanece en cada uno de mis sueños.

Las orillas que acariciaban tu ola y mi ola, se están secando,
resquebrajándose en trozos de sal, que queman sus labios,
trazando otras huellas y otros caminos donde encontrar el mar perdido,
sumergiéndose en su propia arena caliente para encontrar la sombra
que se ha ido evaporando.

Las rocas que caminan por tu playa y por mi playa, 
están dejando atrás esqueletos pedregosos 
que se retuercen de dolor entre el barro y las algas 
que se van pudriendo bajo el sol ardiente
de nuestros meridianos marinos que ya empiezan a desdibujarse.

Las rocas van dejando el fondo del mar lleno de armaduras oxidadas,
desperdigadas entre la sal  y las olas perdidas...

La vida que se asomaba a nuestras costas 
de viaje invernal,  ya no pasa por aquí,  ya no saluda, se olvidó venir.


Se le olvidó que tenía que saludar...
Mucha de esta vida, yace ya en el fondo, 
atrapada entre plásticos y latas,
entre basuras y desperdicios,  
encerrada en un vórtice del que ya no se puede salir.



“El mar es todo. Cubre siete décimas del globo terrestre. Su aliento es puro y saludable. Es un inmenso desierto, donde el hombre nunca está solo, porque, siente vida por todos los lados“
(Jules Verne)

TEXTO Y POEMA:   © 2019 JAGJ – Juan Antonio Gómez Jerez

miércoles, 24 de julio de 2019

CRISÁLIDA Y SILENCIO


“La oruga llama fin del mundo, a lo que el resto del mundo llama mariposa”
(Lao Tzu)

CRISÁLIDA Y SILENCIO…

REFLEXIÓN.

La crisálida es el comienzo después del final, es el reinicio o el reseteo de algo que fue y ahora renace. Todos tenemos un momento crisálida en el que nos movemos en una disyuntiva personal, seguir, morir o renacer.
Cada uno de nosotros actuamos y decidimos cosas distintas y obligadas según  nuestras necesidades e intereses íntimos.
Pero lo que no se puede negar, es que ese momento crisálida es una oportunidad para poder hacer un punto y seguido, y quizá, darse cuenta de que se está en ese momento crisálida sea el secreto, lo demás depende de nosotros mismos, de nuestras circunstancias, de nuestros anhelos y sobre todo de nuestra libertad…

POESÍA…

¿Cuánto tiempo permaneció en forma de oruga?
Sin el sentido del paso del tiempo,
sin saber quién era,
sin saber quien quería ser.

Se describió a corazón abierto
sin acierto lógico al miedo a la oscuridad
que lo oculta todo, que lo apaga todo.

¿Cuánto tiempo tapó su propia boca
con las manos carcomidas y llenas de terror?

¿Cuántas veces cerró sus ojos para no ver
lo que estaba delante de él?
Con sus propias manos,
tiró los sentimientos por la ventana.

Los gestos, las palabras, los deseos…
quedaron acorralados y cubiertos
por una gruesa capa de silencio.

¿Cuántas veces se deshicieron palabras?
¿Cuántas veces se deshicieron caminos?
¿Cuántas veces se deshicieron los recuerdos?
Aún así, el camino sigue andando polvoriento y llenos de olvidos.

La crisálida oculta entre la maleza corre peligro
por la amnesia colectiva que relega el tiempo al último peldaño,
y el pasillo de flores que se abre deja el camino lleno de rocío.
La crisálida que rompe, desaloja el miedo
enjaulado en un terremoto de silencio…



“La palabra “psique” alma en griego, significa también “mariposa”. Nacemos con un gusano de alma, nuestra labor es darle alas y vuelo”
(Alejandro Jodorowsky)

“Lanza tus sueños en el espacio como mariposas y algo te devolverán: quizá sólo el reflejo del bosque o quizás un cielo nuevo, un nuevo amor, un nuevo mundo…”
(Fabrizio Caramagna)


2019 JAGJ © JUAN ANTONIO GÓMEZ JEREZ



domingo, 21 de julio de 2019

“SU CORAZÓN LANGUIDECIENDO”


REFLEXIÓN Y RELATO CORTO…
“SU CORAZÓN LANGUIDECIENDO”

REFLEXIÓN…
TEXTO EXTRAIDO DE INFORMACIÓN VARIADA…
“…Los desahucios en España durante la crisis económica española de 2008-2018 hacen referencia al lanzamiento o desahucio de un gran número de ciudadanos y familias, en general vulnerables, por ejecución forzosa ante el impago de la hipoteca o alquiler. En la mayoría de los casos la vivienda había sido adquirida durante la burbuja inmobiliaria en España (1997-2007).
Según las estadísticas del primer trimestre de 2012 cada día se produjeron una media de 517 desahucios diarios en España. Lo que provocó un gran impacto social y mediático…”

ARTÍCULO 47 DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA:
“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos“

ARTÍCULO 35 DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA:
“Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.
La ley regulará un estatuto de los trabajadores”

¿Se cumplen estos artículos de la constitución? Efectivamente, hay una gran cantidad de defectos socio-políticos, que hacen que, los artículos que nos afectan directamente, sean más complicados de llevarse a buen fin. Ya hemos visto como se ha producido una gran cantidad de delitos de corrupción por parte de algunos de los dirigentes socio-políticos, desvíos económicos, y dinero que desaparece y no llega a la población, porque previamente han sido saqueados de las arcas públicas. Todo ese dinero, destinado a proyectos sociales y de generación de empleo y bienestar social, desaparece, no nos llega. Este es, entre otros, un aspecto que hace que los artículos arriba señalados no lleguen a cumplirse en su totalidad.





RELATO CORTO…
Aquella tarde, la lluvia resbalaba de forma impetuosa por la cristalera, me había sentado junto al gran ventanal de aquella afamada pero lúgubre cafetería antigua.
Sinceramente, era un día feo y yo no estaba de buen humor; y es que, este tipo de trabajo que realizaba para el despacho del Sr. Álvarez, me ponía siempre en una situación tensa, aunque sólo llevaba un mes trabajando, las ganas de desaparecer o hacerme invisible eran cada vez más preocupantes.
Hacía ya un buen rato que el reloj polvoriento y ajado que colgaba de la pared, había empezado a recordarme y a hacerme ver que estaba absorto y dándole vueltas a la taza de té vacía y al sobre amarillo con membrete, que había venido a entregar al dueño del local lo antes posible.
Me temblaban las manos, las rodillas… y no podía evitarlo.
Sabía, que por aquellas mesas y sillas arrugadas y despellejadas por el tiempo, se habían sentado numerosos artistas de gran renombre, y también grandes personalidades de los diferentes mundos de la cultura, la política y el “famoseo” de la ciudad.
Aquella cafetería, ya desguarnecida, había sido la fuente de inspiración de grandes experiencias musicales, idilios secretos, acuerdos políticos y tantas otras rocambolescas historias que ya sólo quedaban guarecidas en la memoria de Don Francisco.
Pero, todo eso ya se había marchitado, y lo que en su momento fue un local de moda y creador de tendencias para artistas y bohemios, ahora se había en un triste antro de borrachos y fracasados secos y enjutos como las pocas maderas carcomidas que aún se atrevían a permanecer de pie.
Todo permanecía en el mundo de los recuerdos, en el corazón ya viejo de Don Francisco e impreso por todas y cada una de aquellas paredes arañadas por paso del tiempo.
Por fin, tomé la decisión.
Me levanté con cierta energía y me acerqué a él.
- Don francisco, ¿Podría dedicarme unos minutos?
- Seguro que si joven, como ve, aquí cada vez queda menos trabajo.
- Mire, lo siento mucho, pero debo entregarle este documento y debe firmarlo aquí, como que lo ha recibido.
- Hace tiempo que esperaba este sobre, así podré descansar ya de estos borrachos y degradados cuerpos que sólo me traen recuerdos que ya no quiero.
Le entregué el documento de desahucio que le requería dejar el inmueble en veinticuatro horas. No se quejó, ni siquiera puso algún tipo de resistencia, lo cual, me asombró porque no era una actitud normal.
- ¿Se encuentra bien Don Francisco?
- Si joven, estoy preparado. Mañana mismo dejaré este oscuro lugar, así que su jefe puede estar tranquilo. Quizá le traiga a él los buenos recuerdos que a mí ya no me aporta.
- Gracias Señor, le deseo mucha suerte.
- No joven, la suerte, se la deseo yo a usted, este trabajo que usted desempeña, hará que poco a poco su corazón vaya languideciendo. ¡No lo olvide nunca!
…Me fui con esas palabras en mi cabeza, dándole vueltas y más vueltas.
Pasaron varios días después de que se hubiera producido este encuentro, y la verdad que fui normalizando y olvidando la situación.
Una semana después, volví a pasar, por casualidad, cerca de la vieja cafetería.
Estaba cerrada y se veía demasiado deteriorada, cosa que me extrañó, porque sólo había pasado una semana.
Como no vi a nadie, pregunté en la sombrerería de al lado por el señor.
- ¡Buenos días, disculpe! ¿Sabría usted decirme si sabe algo de Don francisco? El Señor de la cafetería de al lado.
- ¡Buenos días joven! ¿Pregunta usted por Don Francisco?
- Sí, es que le entregué hace unos días unos papeles importantes y quería saber cómo se encontraba.
- ¿Está usted seguro? Porque Don Francisco lleva ya tres años muerto.
- ¿Cómo? Pero si hace una semana estuve con él, hablando y entregándole una resolución. Esto debe ser un error.
- Eso no lo sé, pero hace ya tres años que lo encontraron muerto en la cafetería. Había sufrido un infarto y lo encontraron muerto y tirado en el suelo, tenía la mano derecha en su pecho, y en la mano izquierda un sobre amarillo. Después se supo que lo habían desahuciado, fue el despacho de su propio hermano el que se encargó de su caso.
- ¡No puedo creerlo!
- Eso es lo que pasó, joven. ¿Se encuentra bien?
- Sí si, disculpe…
Casi sin mediar una palabra más, salí de allí casi corriendo, no entendía nada. Seguro que había un error. Parecía una broma pesada.
Y de repente… Volvieron a sonar esas palabras en mi cabeza…
“Su corazón languideciendo”  “Su corazón languideciendo”
Han pasado ya casi seis años de esta historia, ahora tengo mi propio despacho, especializado en la defensa de los desahucios.



Todos mis buenos deseos para las personas que hemos padecido, padecemos o podamos padecer cualquier tipo de merma en los derechos tanto constitucionales como de los DD.HH.

JAGJ © 2019 JUAN ANTONIO GÓMEZ JEREZ…

martes, 26 de marzo de 2019

SI TE QUIEREN - TEXTO POÉTICO.



SI TE QUIEREN…
(NOTA DEL AUTOR) 
ESTE ES UN TEXTO-POÉTICO ESCRITO DESDE EL CORAZÓN Y DESDE LA NECESIDAD Y LA IMPOTENCIA DE LAS LÁGRIMAS. ESTÁ DEDICADO PARA TODAS LAS MUJERES, NIÑAS, NIÑOS, MAYORES Y DEMÁS PERSONAS QUE SON Y HAN SIDO VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA EN CUALQUIER TIPO DE GRADO, GÉNERO Y CIRCUNSTANCIA Y EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO. EXTENSIBLE PARA LAS PERSONAS  DE OTRAS LATITUDES QUE SUFREN VIOLENCIA, HAMBRE, GUERRA, POBREZA, ACOSO, ABUSOS, ESCLAVITUD.... 


“ SI TE QUIEREN…”

SI TE QUIEREN…
QUE LO HAGAN COMO SI EL
MUNDO SE HUBIERA ACABADO AYER. 

COMO SI LOS ÚLTIMOS RESCOLDOS 
DE LA HOGUERA 
FUERAN SU CORAZÓN
Y QUISIERA ABRIGAR TUS PIES
RASGADOS Y ENSANGRENTADOS
POR EL AMOR QUE NUNCA VINO.

SI TE QUIEREN…
QUE NO PAREN DE GRITARLO 
A LOS CUATRO VIENTOS,
A LOS SIETE MARES
Y QUE NO PAREN DE DECÍRTELO 
AL OÍDO EN CADA MOMENTO DEL DÍA.
PARA QUE LO MEMORICEN
EN EL INTERIOR DE SU ADN.

SI TE QUIEREN…
NO HACE FALTA QUE TE BAJEN LA LUNA
NI QUE TE CONSTRUYAN CASTILLOS
EN EL AIRE,
SÓLO, QUE RESPETEN
TU PROPIA  LUNA 
Y TU PROPIO CASTILLO. 

SI TE QUIEREN…
ASEGÚRATE BIEN
DE QUE ES VERDAD, 
PARA QUE EL DEMONIO
ROJO DE LA VIOLENCIA 
NUNCA PUEDA
RESQUEBRAJAR TU ARMONÍA. 

SI TE QUIEREN…
QUE TE QUIERAN
PERO CON TANTA FUERZA
QUE DEJEN INTACTA 
TU SUTILEZA, Y TU LIBERTAD.

SI TE QUIEREN…
QUE NO CIERREN
LA PUERTA DE LA HABITACIÓN
PARA GRITARTE CON LAS MANOS
TEMBLOROSAS Y LLENAS DE RABIA…

QUE NO DESEQUILIBREN  TU ALMA
NI CIERREN  TU BOCA
PARA QUE NO TE ESCUCHES  
NI A TI MISMA.

QUE NO CIERREN TUS OJOS.
QUE NO CIERREN TUS OÍDOS.
QUE NO APAGUEN TU ALMA.

SI TE QUIEREN…
Y NO TIENEN LA VALENTÍA
DE AFRONTARLO, 
DEJA QUE SE VAYA,
QUE PONGAN TIERRA DE POR MEDIO, 
QUE SE BEBA SUS PROPIOS CELOS
Y SU RABIA ROJA, 
QUE ACABE POR SIEMPRE
SUMERGIÉNDOSE
EN SU PROPIA SOLEDAD. 

NO TE OLVIDES NUNCA DE 
PEDIR AYUDA. 
NO ESTÁS SOLA, NO ESTAMOS SOLOS,
SOMOS MUCHOS
LOS QUE TE ACOMPAÑAMOS. 

NO LO PERMITAS NI UN MINUTO MÁS. 



(2019) JUAN ANTONIO GÓMEZ JEREZ

lunes, 14 de enero de 2019

EL DUENDE DE LA LUNA MENGUANTE



EL DUENDE DE LA LUNA MENGUANTE, es un BLOG de opinión personal y periodicidad  semanal.

Sentimientos, reflexiones, pensamientos, sensaciones, poesías e ilustraciones... serán la base principal del contenido del blog, y siempre, con un mero carácter de opinión personal.

“Nada fortifica tanto las almas como el silencio; que es como una oración íntima en que ofrecemos a Dios nuestras tristezas”
(Jacinto Benavente)

“Manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra”
(Georges Benjamin Clemenceau)



Nunca me ha gustado este silencio impuesto que me aturde, este silencio que me hace comprender la existencia dolorosa de la soledad.

ESTE SILENCIO ME ATURDE

Este silencio me aturde y me ignora…  Me desnuda en público
y me exhibe cual vil monstruo de feria.
Este silencio que aún resuena en mi cabeza, me susurra al oído
las palabras que ya no quiero escuchar.

En represalia, deja mis palabras expuestas al aire,
desnudas… para que se las lleven lejos,
para que las oigan con eco distorsionado,
y para que no se me olvide nunca, lo que un día dije.

Y entonces, este viento rasgó mis palabras  en jirones de tinta negra
que se han ido derramando  por el borde izquierdo de mi corazón,
dejando mis ventrículos vacíos, secos, rasgados,
y al descubierto de cualquier  depredador.

Con este viento,
mis palabras harapientas se mancharon de sangre,
intentando gritar a borbotones, mudas señales de socorro,
y para que no se  precipiten cuerpo abajo,
han ido buscando una salida con desesperación.

Y es que no quiero  dejar ningún cristal roto por el camino,
no quiero que nadie más se corte los pies
con los restos de mis huellas rotas, hechas añicos.

Este  silencio me aturde y sacude mis pensamientos
que se han ido amontonando en esta lata de conservas de mi cabeza,
cuya fecha de caducidad no quiero volver a mirar.
Este  silencio me aturde, y yo no me había dado cuenta.

Este silencio me aturde,
y no me deja respirar el aire suave de la tarde,
ni siquiera, el de mi propia botella de oxígeno
que guardo en la bodega, reserva 1966.

Este silencio que me aturde,
hizo que mirara hacia arriba, y me quedara en silencio una vez más
viendo como la arena de mí reloj se agota en mi presencia,
ya ni se esconde de mí,
sólo  va manchando de negro la pared blanca que pinté para ti.

Miré hacia arriba una vez más
y  vi como bajaba la sangre desde aquel frío gotero.
Se me enfriaron las manos,
se me entumecieron las manos,
se me adormecieron los pensamientos
en aquella fría sala de hospital,
donde se mezclaron mis venas
cual torrente.

Cual riada…
el tiempo  se desbordó, barriéndolo todo a su paso.

Este  silencio me aturde,
y el cansancio ha vuelto a mirarme a los ojos.  


(c) 2019 JUAN ANTONIO GÓMEZ JEREZ